Visita al observatorio Fabra y cena con estrellas

Tipo de evento: 
Experiencias

Vamos a llamarlo evento (g)astronómico. La definición: evento en el que se combina la astronomía con la gastronomía. De eso trata "Visita al observatorio Fabra y cena con estrellas", pero no solo de eso, porque el observatorio Fabra, donde se desarrolla esta experiencia única, ofrece impresionantes vistas de Barcelona.

Mirarás hacia arriba, hacia las estrellas poniendo el ojo en el telescopio, pero también mirarás hacia abajo, sin telescopio. La ciudad iluminada, completa, fascinante, porque la terraza del Observatorio Fabra es de 360º y el observatorio está en la montaña del Tibidado, a 415 metros sobre el nivel del mar.

Comprar entradas

¿Qué harás en esta visita?

  • Primero, cenar. Podrás elegir entre diferentes opciones de un excelente menú inspirado en la astronomía. Ingredientes de calidad y de la mejor cocina servida en la terraza del observatorio astronómico, recuerda: a 415 metros de altura y con vistas panorámicas de Barcelona al anochecer.
  • Después, visitarás el interior del observatorio y te explicarán su historia en el museo.
  • Lo siguiente: visitarás el vestíbulo novecentista del siglo XX.
  • El gran momento: entrarás en la gran cúpula, donde se conservan los elementos originales de la instalación y donde todavía se observan los astros. Podrás contemplar las estrellas y las partes del sistema solar a través del telescopio del observatorio Fabra, un Mailhat de 1904. Se trata de uno de los telescopios antiguos más grandes y el cuarto más antiguo que todavía funciona en el mundo.

Duración: 3,5 horas.
Idiomas: Español, Catalán, Inglés.
Incluido en el precio: bebida de bienvenida, cena, tour guiado con un guía experto y observación a través del telescopio.

Comprar entradas

Más sobre el Observatorio Fabra de Barcelona

Este observatorio, que se inauguró el 7 de abril de 1904 y se ha convertido en uno de los iconos de Barcelona, está situado a 415 metros de altura en la montaña del Tibidabo, como ya hemos mencionado. Es propiedad de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona y su nombre viene del industrial mecenas que hizo posible su construcción, el marqués Camil Fabra. En sus orígenes, el observatorio se organizó en dos secciones: la Sección Astronómica y la Sección Meteorológica y Sísmica. Entre sus estudios e investigaciones destacan el estudio sistemático de la sismología catalana y pirenaica; las observaciones meteorológicas diarias que se empezaron a realizar en octubre de 1913 y que han continuado sin interrupciones hasta la actualidad (hasta 1981 se hacía una observación diaria, en 1982 se empezaron a hacer 3 y en la actualidad se hacen 4 observaciones diarias); y con el telescopio del observatorio se realizaron importantes observaciones del planeta Marte y se descubrieron once planetas menores y un cometa (el 32P/Comas Solá).

Actualmente centra su actividad de investigación astronómica en la observación de estrellas dobles y en la participación en programas internacionales centrados en el estudio y seguimiento de asteroides y cometas (coordinados por el Minor Planet Center y por el Observatorio de Púlkovo). Sigue recopilando también datos meteorológicos y sismológicos, y en los últimos años ha recuperado el papel de centro de divulgación de la astronomía apoyado en el museo de historia de la astronomía.

Añadir un comentario